Páginas vistas en total

Una sorpresa muy breve

Mi mujer y yo jugamos en el sexo.

Cuando encontramos un relato erótico que nos gusta, lo llevamos a la practica, personalizándolo a nuestra manera. Nos gusta interpretar otros papeles. Casi siempre en hoteles, porque en casa es difícil tener privacidad suficiente para ello. No lo hemos hablado pero creo que a los dos nos gusta mucho, y realmente nos metemos muy bien en los papeles.

Ese día habíamos pactado que llevaríamos a la practica un relato de voyeur al dormitorio del hotel. 

Yo estaría en la habitación, ella me enviaría un mensaje para que me preparara. Yo me metería en el armario, previamente estudiado que fuera amplio, y tuviera una buena visión de la cama por la rejilla de la puerta (no todas las habitaciones son buenas en eso). Me metería desnudo en el armario. Me acomodaría allí. Y ella llegaría unos minutos más tarde, se desnudaría y se masturbaría en la cama. Yo me estaría masturbando en el armario sin hacer ruido, y al final, ella me sorprendería, y yo accedería a lo que ella me pidiera. 


Ese era el plan previsto, pero a veces la vida (o tu mujer) te da sorpresas, y no sabes como reaccionarás a ellas. 

Cuando recibí el mensaje, me metí en el armario, completamente desnudo tal como habíamos pactado. 
Ella llegó, tal como estaba previsto, pero llegó hablando con alguien. Desde el armario no podía ver aún nada, y me quede helado. La adrenalina se apodero de mi cuerpo. Una nueva sensación de vulnerabilidad y morbosidad. Yo allí desnudo oculto.

Su conversa era de lo mas picante. A el no le escuché, pero a ella claramente. Escuche como le decía que se desnudara. Como le tiraba piropos por su cuerpo, etc.

Quizás él no existía, pensé, pero no podía arriesgarme a salir. Pensé que fuera lo que fuera, iba a relajarme y disfrutar la ocasión.

Finalmente pude verla a ella pasar por delante del armario varias veces. Cada vez con menos ropa.

Mis nervios iban en aumento.

Escuche mi mujer como le advertía que apagaría la luz. - Clic -

- que cabrona, pensé. 

Tuve que estar allí escuchando lo que ella le decía imaginándome todo, mientras me tocaba ahí vulnerable.

Mi mujer había puesto música en el ambiente y era dificil escuchar con claridad.

Por suerte, escuche como ella se corría, y gozaba de que el también lo hiciera. Le decía cosas guarras, de las que nos ponen.

No pasaron más de unos pocos minutos, y después de unos ruidos y un corto silencio, escuché como le despedía con un beso en la puerta. Abrió y cerró la puerta.

- Clic.  Encendió la luz.

Ella regresó a la cama, y se siguió acariciando. Pasado un minuto, me dijo con voz alta claramente para mi:

- ¿ qué ? Vas a seguir ahí metido o quieres ver a tu mujer como ha quedado?

Salí despacio del armario. Nervioso.  Ella estaba tumbada y con restos  de corrida o crema muy sugerente por todas partes. 

- ¿te lo has pasado bien ahí dentro?  O prefieres limpiarme y acabar lo que el otro no ha acabado.


5 comentarios:

  1. Arggg... Entonces hubo un chico de verdad o no??? me he quedado con la intriga... ¡¡Que malos sois... !! jajajajaja... Eso no se hace... jijiji.

    UN fuerte beso desde Alicante.

    PD. Genial el relato, muy muy morboso...

    https://lolitayalex.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaja. Gracias. Por cierto.
      He añadido tu blog a la lista de blogs preferidos.

      Eliminar
  2. Estaba leyendo.....y he sentido un deseo enorme por ver a mi pareja follar con otro, me he tenido que acariciar, no me había pasado jamás pero reconozco que me he masturbado otras veces soñando que un jefe que tuve se la follaba, ella tiene unos pechos preciosos y gustaba a todos, una vez se lo dije y casi me mata pero lo deseo con locura. Lo gracioso es que él si supiera mi deseo intentaría follarle...pero no me atrevo. Los dos vivimos en Valencia

    ResponderEliminar
  3. Esto de los juegos cornudos es un temazo. Muchas parejas que gustan del tema cornudo, pero tienen miedo de hacer realidad sus fantasías, tienen en los juegos una opción de placer muy interesante. Este juego de rol que nos compartes, por ejemplo, es buenísimo.

    Te agadezco el link que has puesto a mi blog, ya correspondí haciendo lo propio en el mío. Por cierto, si te es de interés, te invito a que participes en la "Encuesta Cuckold 2018", un esfuerzo 100% amateur que pretende investigar el tema cornudo, para beneficio colectivo. Creo que aprender más sobre este apasionante tema no solo es divertido, sino que puede darnos información útil para el desarrollo de este estilo de vida.

    Encuesta Cuckold 2018: https://goo.gl/forms/wuhvNufLCZ0XG4B53

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Mi mujer y yo hoy hemos leido este relato. Buff. Me ha prometido que un dia de vacaciones lo haremos. Me gusta poner en practica relatos de cornudos. Nos excitan a los dos. Sobre todo a Luisa, que esquien me metió esta ideaen la cabeza. Pobre de mi.

    ResponderEliminar

Siéntete libre de comentar. Pero esta no es una web de contactos.