Páginas vistas en total

Lo veo



Te he llamado para que vengas al hotel con mi amante y mires como te hago cornudo.

Me gusta que veas como otra polla entra en el coño de tu mujer, de tu esposa, de la madre de tus hijos. Para que veas como otra polla roza el coño de la puta de tu mujer, lo folla, lo usa y lo disfruta a sus anchas. Para que me veas gozar.

imagePorque tengo permiso para follar siempre que quiera. Tú me lo concediste, ¿te acuerdas?

Fuiste tú el que lo trajo a casa porque querías hacer un trío. Yo me enganché a él de tal manera que ahora soy su puta.

imageMírame. Mira cómo se follan a tu mujer delante de tus narices. Como te hacen cornudo con tu consentimiento pleno, porque eres tan cornudo que se te pone la polla dura al verme usada por otro. Al ver el coño de tu mujer penetrado por otra polla que no es la tuya.

Porque esto es una verdadera polla, cornudo mio.


Siempre serás mi macho cornudo. Y por eso cuando mi hombre se ha corrido y he salido a abrirte la puerta y a pedirte que entres, te he dejado que disfrutes el mayor regalo que se le puede hacer  a un marido cornudo: que mame en la teta la leche del hombre que se acaba de follar a su mujer. Vas a mamarme, te lo ordeno. Sé que te gusta. Ya lo haces, como un bebé que succiona la teta que le da de comer. Y te encantará. No podrás dejar de lamer. Mis tetas jugosas serán tu alimento. Porque soy tu Diosa y nunca te dejaré con hambre.

imageNo te preocupes, esposo mío, que nunca te va a faltar alimento, la leche del macho que me folla y te hace cornudo llenándome de satisfación. Me gusta verte mamar así. Parece que tienes hambre. Y si te quedas con más hambre no te preocupes porque voy a follar más con él para que no te falte el alimento. Joder, cómo eres, cornudo. Cómo te gusta mamar. Me vas a dejar seca.


Y ahora lámeme el coño y el culo para que él me folle de nuevo, mientras estoy saborreando su polla y veas como me folla de nuevo. Aprecia de cerca como huele mi coño de hembra excitada, anhelante de macho. Lo valioso que es un hombre de verdad, un macho. Mira como me folla, como su polla entra y sale del coño de tu mujer, como te hace cornudo.

Eres un cielo de marido. Por eso te amo, aunque te humille, cariño, pero ya sabes que eres tú el que todos los días me lo suplica al despertarme al traerme el desayuno.

Y sabes que siempre me tendrás, y yo a ti.


Fuente:
 http://sumisocornudo.tumblr.com