Páginas vistas en total

Un fin de semana de tres.

Aprovechando que en el mes de julio nos quedabamos solos, ya que los niños se iban con su hermana, decidimos irnos a pasar unos dias a un hotel a la costa.

Encontramos un buen hotel el cual todas las habitaciones daban a la playa, asi que nos decidimos y nos fuimos alli. Bajabamos todos los dias a la playa y nos poniamos siempre cerca de la puerta trasera del hotel, para tener cerca las duchas. Al lado se colocaba todos los dias un joven con un hombre mas mayor, a los cuales, ya de ver todos los dias en el mismo sitio, pues saludabamos.

Algunas mañanas mi mujer bajaba a la playa antes que yo y la veia hablar con el joven. Yo le preguntaba de que hablaban y me decia que del calor, de la playa, del hotel, etc. Yo le comentaba que me parecia que eran gays y que estaban liados, pero ella decia que no.

Esa noche nos fuimos a la discoteca del hotel y los vimos a los dos alli juntos en la barra charlando, y le volví a comentar que eran gays, a lo que me dijo que no, que el joven le habia dicho que era muy guapa y atractiva, que le quedaba muy bien el bikini, y cosas asi, lo que me hizo ponerme algo celoso. Ella empezó a reirse y me decia, ¿pero no dices que no te importaria verme con otro follando? y yo le decia que si, pero que me ponia celoso que otro tio le dijera piropos a ella.

Despues de aquello nos fuimos a la habitación, y nos liamos, y cuando estabamos follando empecé con la historia de que un tercero se unia a nosotros para follarsela y ella me siguió la historia. Estaba muy humeda, muy caliente, asi que le pregunté en quien estaba pensando, y primero me dijo que en nadie, pero al final me reconoció que estaba pensando en el joven de la playa. La verdad es que el tio tenia un buen cuerpo, bien trabajado, y le resultaba atractivo.

Ya empecé a imaginarme a mi mujer follando con el, y por un lado me entraban celos, pero por otro me excitaba la idea, eran sentimientos encontrados.

A partir de ese dia la dejaba bajar a ella sola primero a la playa, y me fijaba que se ponian cerca y charlaban bastante. Cuando yo llegaba dejaban la conversación, cosa que me hacia mosquearme, por que si no tenian nada que ocultar por que se callaban.

Volvimos a ir a la disco del hotel, y alli estaba el joven, pero sin el hombre mayor. Nos fuimos tomando unos cubatas y animandonos un poco, y el joven seguia alli solo. Empecé a decirle a mi mujer que le iba a preguntar por su novio, que donde estaba, y mi mujer seguia diciendo que no era gay, y yo insistiendo que si, hasta que se alteró un poco diciendome que el joven le tiraba los trastos, que intentaba ligarsela, cosa que no me terminaba de creer, y que con el alcohol que llevaba en el cuerpo no me dió celos.

Me fui para el joven, le saludé y me lo traje a la mesa donde estabamos, y lo senté entre mi mujer y yo.

--Oye, que tenemos una duda, ¿el hombre mayor es tu novio?, le pregunté.

--Jajaja, reia el, no hombre no, es mi padre que se ha marchado hoy.

-- Es que teniamos la duda, ya que yo decia que si, pero mi mujer decia que no, por que te la estabas intentando ligar.

En eso el joven se quedó cortado y no sabia que decir.

Yo le dije que no se preocupara que mi mujer y yo fantaseabamos con la idea de meter a un tercero en la cama, pero que mi mujer no se terminaba de decidir. Mi mujer intentó darme una patada por debajo de la mesa, pero se la dio al joven y se puso colorada y yo no paraba de reirme, los efectos del alcohol.

El joven se disculpó por que iba al servicio. Mi mujer se me acercó y empezó a reprocharme lo que habia dicho, y yo le pregunté que que le parecia el joven a lo que me contestó cogiendome una mano y llevandomela a su corazón. Lo tenia super acelerado, y me confesó que se habia puesto humeda ante esa situación, que se habia excitado al estar al lado del joven y yo hablar del tema. En ese momento volvio el joven y se sentó al otro lado, quedando mi mujer en medio de los dos.

Les dije de tomar otra copa, asi que me fuí a la barra a pedir tres copas y observar que hacian desde lejos. La barra estaba a sus espaldas, asi que no me veian. El empezó a hablarle, y con la musica fuerte se tenia que acercar a su oido mucho, y vi como le ponia la mano en el hombro a mi mujer. Despues se la pasó por encima de los hombros agarrandola, y cuando ella le contestaba se apoyaba en su muslo, cerca de su paquete. Ella llevaba una blusa bastante escotada, y yo veia como al inclinarse para hablarle el miraba sus pechos.

Volví a la mesa y seguimos charlando los tres, y yo cogia a mi mujer por la cintura y la acariciaba, pero veia que ella miraba mas al joven que a mi, y además note que tenia sus pezones duros, no se que es lo que el joven le estaria diciendo, pero la veia inquieta.

El joven se acercó a su oido a decirle algo, apartó suavemente su pelo de la cara, y por detrás de su cabeza, mientras le hablaba me miró, y yo le hice un gesto como de consentimiento, asi que deslizó suavemente su boca hacia alante hasta encontrar la boca de ella y la besó.

Ella en un principio se quedó quieta, no reaccionó. Despues puso su mano sobre el muslo de el y lo apretó y empezó a abrir la boca para besarlo en condiciones, pero en ese momento dió un salto y se separó de el. Me miró, pero yo rapidamente cambie la mirada, como si no me hubiera dando cuenta de lo que pasaba, pero ella sabia que lo habia visto todo. Se acercó a mi y me dijo no te hagas el tonto, que lo has visto todo, y ademas se te ha puesto la polla dura.

Empecé a besarla y a acariciarle los pechos, hasta que note que el joven tambien estaba metiendo mano, asi que retire mi mano y le deje a el actuar. Empezó a acariciarle los pechos y mi mujer se dejaba. Miró de reojo por que sabia que no era yo, notaba la diferencia, pero se dejaba hacer y disfrutaba del magreo que le estaba dando el joven, hasta que paré de besarla y entonces se hizo la sorprendida, pero se veia que no estaba molesta.

Les invité a ir a la habitación, asi que nos levantamos y nos fuimos hacia el ascensor. Mi mujer iba delante asi que le dije al joven que lo que mas le ponia era que le pellizcaran los pezones, que eso la volvia loca.

Una vez en el ascensor empezó mi mujer a decir que no, que era una locura, que no estaba bien lo que estabamos haciendo, que en fantasias muy bien, pero que................ en ese momento el joven se lanzó sobre ella, empezó a besarla metiendole la lengua hasta la campanilla, y le metio la mano por debajo de la blusa, apartando el sujetador, y empezó a pellizcarle los pezones.

Ante esto mi mujer se dejó hacer, le comia la boca con muchas ganas, y arrimó su coño al muslo de el y empezó a restregarse.

Los dos estabamos con la polla super dura.

Llegamos a la habitación, y nada mas entrar mi mujer se quitó toda la ropa, quedandose completamente desnuda, y se lanzó sobre el joven comiendole la boca, mientras este se desnudaba.

Yo me desnudé rapido y me tire en la cama con ellos, pero mi mujer me empujó y me dijo que me apartara, que queria follar solo con el joven.

Me senté en el filo de la cama y vi como mi mujer le comia la polla, le comia la boca, le comia los huevos, como el le comia los pezones, le comia el coño y ella se retorcia de placer. Se corrió por lo menos cuatro veces. El se la follo con todas sus ganas, y cuando se iba a correr sacó su polla y se corrió sobre su pecho.

Yo me corrí masturbandome mientras veia a mi mujer follando con otro tio.

Despues de esto el joven se marchó y nos quedamos dormidos.

Al dia siguiente mi mujer no queria salir de la habitación, le daba vergüenza, pensaba que era una puta. Yo estaba feliz, pero ella parecia triste y disgustada. Llamaron a la puerta y era el joven. Entró en la habitación, se fué para mi mujer y se sentó a su lado.

--Cariño, le dijo el joven a mi mujer, has estado tremenda, pocas mujeres he conocido como tu, eres divina. Vamonos a la playa, que esta noche repetimos pero sin alcohol, que rindo mejor.

Ella sonrió me miró, y le sonreí y nos fuimos los tres a la playa.

Durante los tres dias que nos quedaron de hotel el se la follo todas las mañanas y las noches, y el ultimo dia se la follo cuatro veces, y ella estaba como loca, como si tuviera 20 años menos.

No hemos vuelto a saber mas de aquel joven, ni hemos repetido la experiencia nunca mas, pero yo se que cuando follamos y fantaseamos ella se acuerda de aquel joven.