Páginas vistas en total

FORZADA SIN RECONOCERLE


Llego a casa con la intriga de lo que me voy a encontrar. No tengo claro cual de las cuatro fantasías ha escogido y le dá más morbo.
En ésta, la situación es la siguiente:
Cuando entro en casa no escucho ruido alguno. Parece que no hay nadie.
Tengo que ir mirando por todas partes porque no sé donde está ella. Finalmente la encuentro.

Está arrodillada totalmente en prueba de su aceptación a ésta nueva condición. Está vestida muy sexy y ya en actitud de sumisión a su nuevo amo.
Es un nuevo día, en el cuál nacerá una nueva personalidad dentro de la pareja. Ella habrá pensado un nombre para cuando yo quiera referirme a ella como mi esclava particular.
Al principio de ésta nueva relación le preguntaré cuál es su nombre, y ella me responderá:
- Me llamo xxxxxxxx, mi amo.
A partir de entonces me referiré a ella como esclava o por su nombre, según me apetezca.
Desde ese momento, ella estará decidida a que yo le pida lo que realmente me apetezca, sin ni una posibilidad a rechazar ninguna orden que yo le dé.

Solamente habrá un código secreto entre ella y yo, que será ROJO. Si ella menciona ROJO, el juego se habrá acabado, pero debe ser por algo que realmente no le apetezca nada hacer.

Este juego siempre será en pareja y cuando estemos solos. La sumisión de la esclava, será a cambio de una mejor relación con mi mujer. La relación en pareja aumentará, y habrá más confianza entre ambos.

Mi esclava conoce a mi mujer a la perfección, y a veces le preguntaré cosas muy íntimas, que mi mujer nunca me contestaría, pero no es ella quien me las contestará. Me las contestará mi esclava, y NUNCA se las retraeré a mi esposa. Es el juego que ambos aceptamos, y que hará que nuestra relación avance un paso más en confianza.

Debo aclarar que cuando pienso en esclava, nunca pienso en actos de dolor físico, ni humillantes. Sólo serán actos de sumisión ligera, y siempre existe la posibilidad de decir el código secreto para no aceptar una orden.

Alguna vez le daré dinero a mi esclava para que se compre algún regalito. Siempre y cuando se lo merezca.



Estoy esperando llegar y empezar esta nueva relación..

Tu próximo amo.